domingo, 22 de junio de 2014

Beatriz Gallardo (Hacemos las maletas)


Hacemos las maletas, viaje en coche para variar ; llegamos, el cuarto esta impecable y no ha cambiado
nada , estamos en Septiembre
, el verano se acaba, pero no soy consciente de que un nuevo curso va a comenzar
,hasta que miro el calendario colgado tras la puerta de mi habitación , ¡es ocho de septiembre!
En ese momento justo es cuando de repente aterrizo, me doy cuenta de que otro año mas comienza otra
etapa de mi vida. Nuevos hábitos, nuevos lugares de estudios , gente nueva ,muy distinta a la que acostumbraba a
ver todas las mañanas. Por una parte tengo muchísimas ganas de comenzar pero por otra solo de pensarlo me
entra el pánico ante algo tan grande .
Pensareis, que es algo ambiguo, ¿ Cómo a veces deseamos algo tanto pero, a la vez no queremos que
llegue por miedo a lo que puede suceder? De pequeño aprendí que cuando hay situaciones en las que te ves tan
atrapado, solo hay dos opciones; enfrentarte al problema, mirarlo a los ojos y luchar o huir , poner tierra de por
medio y alejarte para siempre. Pero a veces el problema escapa de tu control, te arroja como un tsunami , ya no
puedes hacerle frente y tampoco huir.
Puede que ni si quiera encuentre gente con la que encajar, puede que me toque profesores mas estrictos que otros,
o simplemente que me vea superada por esta nueva vida que comienza .
¿Pero que sabré yo? Solo soy una cría de dieciocho años. Tengo miedo, miedo de olvidar cosas o momentos que
antes eran importantes para mi, de ver como mis amigos se separan unos de otros ,miedo de hacerlo mal , de no
ser lo buena persona que mi madre querría que fuera , de mirar hacia atrás y arrepentirme: de pasar página.
Lo cierto es que hay una verdad Universal que todos debemos aceptar queramos o no, al final todo se
acaba , por mucho que deseara que llegara este día , nunca me gustaron los finales . El ultimo día de verano , el
ultimo capitulo de un buen libro, separarte de una buena amiga; pero los finales son inevitables, llega el otoño,
cierras el libro, dices adiós.
La vida cambia día a día , hoy estas compartiendo almohada con la chica de tus sueños , y mañana estas
en la habitación de un hotel mas solo que la una. Hoy estas apunto de ser victima de un atentado y mañana , cantas
y bailas con tus amigos en una boda. La vida es un cambio constante , siempre que algo termina es porque algo
empieza y por eso en la vida real no hay finales felices o finales tristes , solo existen los nuevos comienzos
Hoy es un día de esos para nosotros , nos despedimos de todo lo que nos era familiar, todo lo que nos
resultaba cómodo, de el “buenos días” de tu padre haciendo de despertador, el llegar a casa y comer a mesa
puesta, cosas del día a día que echaremos de menos.
Pasamos pagina pero solo porque nos vamos y eso duele. Hay personas que son una parte tan importante de
nosotros que estarán ahí siempre , ellos son nuestra Tierra firme , nuestra estrella polar y esa voz en nuestro
corazón que nos acompañara siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario