domingo, 7 de diciembre de 2014

Cristina Cascales (En un lugar paralelo)



EN UN LUGAR PARALELO

Amanecía como otro cualquiera. Pero en vez de un “buenos días”, con un  "ven, tenemos que hablar" que ya de primeras, asusta. "No esta bien, se ha extendido" dijo. Lagrimas de miedo, nadie sabia por que pero algo no iba bien. Cogieron el coche y llegaron a su casa. Como siempre, en su butaca mirando al frente, serio, firme, frígido.
Todo iba bien, no entendía nada, ¿seria como siempre? ¿Un simple susto y de vuelta a lo de siempre? Como de costumbre, fue a saludarle envolviéndose en su brazos como  siempre, cuando al acercarse le dijo "sabes que juntos podemos,  no vamos a separarnos" hoy dame un beso que no puedo moverme.

 Se levanto, y no se por que se le caía todo encima, era diferente de las otras veces todos le miraban distinto, como si fuera mas débil. Solo quería llorar e irse de ahí, no era capaz de ver lo MAS convertido en, nada y menos. Su prima le hizo un gesto para decirle "vamos y te lo explico".

Corriendo bajo y paseando ella le dijo, " es cuestión de días, lo siento estas cosas pasan y justamente tu debes saberlo" no podía creerlo. Por que el , por que ahora y por que a ella. Envuelta en lagrimas llego a casa y se puso a escribir lo ultimo que ella pensaba para el. Se fue a dormir confiando en que mañana  despertaría y seria todo una pesadilla. De nuevo la mañana siguiente, suena el teléfono y escucha de fondo "claro si ya voy, tranquilízate" pega un salto de la cama y pregunta,  ¿"mama que pasa?" En seco,  “se esta muriendo,  tengo que irme, venid luego”.

 Llegamos a casa, (ya al entrar el ambiente era diferente,) entro al cuarto y el abrió los ojos y le dijo" lo siento, nunca te he prometido nada que no sea verdad, seguiremos juntos pero de lejos, te quiero Cris que no se te olvide nunca" le brindó la mano y rompió a llorar. Se estaba apagando.. De pronto la obligaron a salir de la habitación, separaron sus manos y de pronto escucho un pitido que jamás en la vida podrá quitarse de la cabeza, sonó al compas del grito se su mujer, y ahí justo en ese momento se paro todo, ¿ por que? No es justo, pero gracias a esos momentos, hay luz en el  cielo.

 Me gustaría estar en otro lugar, la mayor parte del tiempo. Un periodo de tiempo en el que éramos mas presente, como seres humanos, ahora no estoy entera, como supongo que están todas las personas que pierden algo así. ¿Y si en realidad el tiempo no lo pudiese todo, si no fuese tan cierto que las cosas con el pasar de los días se van olvidando, o las heridas no se van cerrando, cuantas cosas cambiarían? Porque es muy fácil pensar que con solo dejar pasar los días, meses o años las cosas se solucionan, y lo peor es que uno se auto convence, y se cree un superado, alguien que tuvo la suerte de superar un dolor y sobreponerse, y se vuelve a sentir fuerte…


Sin embargo, un buen día, quizá el menos pensado, todo el castillo que creías tan sólido comienza a temblar, porque te encuentras de nuevo cara a cara con el dolor, con ese sentimiento tan helado y tan dormido del que ya casi ni te acordabas, y que, muy a pesar de todo, sigue ahí, y comienza a despertarse con todas las fuerzas acumuladas por el tiempo en que estuvo inactivo y quiere salir. Y aquí esta, esto es complicado sin ti.

Y el tiempo pasa y pasa el tiempo y por ese lugar paralelo en el que esta la parte mas importante de mi, deberíamos pasar mas tiempo mirando al cielo, sintiéndoles como si la mitad de nuestro corazón se tratase. Todas las noches te veo brillar mas que a ninguna, sigue descansando. A.

No hay comentarios:

Publicar un comentario