lunes, 5 de enero de 2015

Borja Pavón (Corrupción)



CORRUPCIÓN
Si os digo la palabra Suiza se os pueden venir a la cabeza cosas como la crucecita blanca en fondo rojo de su bandera, el chocolate típico, las montañas, valles y lagos, o la palabra Europa, pensar que es un país pequeño… entre otras muchas cosas. Pero lo que seguramente se os venga a la cabeza, o sea hasta lo primero de las cosas, sean las palabras políticos, dinero y corrupción.
Bien, pues ahora os voy a contar mi historia:

Yo me llamo Marcos, tengo 14 años, soy de Madrid y vivo en la Moraleja. Tengo una hermana de 21 que este año se ha ido a estudiar a California Medicina. Mi padre, es político, no sé exactamente qué, pero trabaja en el ministerio de Hacienda o algo así, y mi madre está en casa, bueno normalmente esta siempre comprando, pero me refiero a que no trabaja.

Yo en el colegio no voy mal. Voy al colegio de aquí de la Moraleja, que para los que no lo conozcáis es un barrio de chalets para gente de buen bolsillo por decirlo de una manera sofisticada. Sí, lo sé, es un barrio de pijos, sinceramente yo no me creo un niño pijo, pero sí que mis padres me cuidan por no decir miman bastante. Por ejemplo, al colegio me lleva el chofer de mi padre, y creo que tengo cosas bastante valiosas.
Pero bueno, hablando más sobre mí, yo me creo un chico sencillo y que me gusta ayudar a los demás. Tengo amigos de aquí, del colegio, bastante majos. En resumen, creo que tengo una vida bastante suertuda.

Hablando más sobre mi familia, mi hermana suele estudiar bastante, y todo siempre se lo han pagado mis padres. Mi madre siempre ha sido así, muy derrochadora por decirlo de alguna forma. Mi padre, hasta hace 8 años, trabajaba en una oficina, no era político entonces, y tengo que decir que hasta que empezó a trabajar en el gobierno, no vivíamos tan bien. Vivíamos en un chalet más pequeño y sencillito, a diferencia de este, que tenemos hasta 3 sirvientas, o gente que nos ayuda, me gusta más llamarlo así. También ahora tiene una empresa extraña, nunca me he enterado muy bien que hacen, pero bueno. No sé si tendrá que ver con los muchos viajes que hace mi padre, porque viaja bastante, y a mí me mosquea, porque no hace más que trabajar.
Yo le he preguntado varias veces a mi padre que cómo le pagan tanto en el trabajo, y él me dice que es porque se lo ha trabajado y ha estudiado. Yo a mi padre le aprecio mucho, de mayor me gustaría ser como él, es una persona que me da muchas lecciones de vida, y me gusta mucho hablar con él, me suele ayudar mucho en el colegio, y me gusta mucho pasar el rato con él.
A mi madre la suele ver siempre muy feliz, cosa que a mi padre le gusta, creo.

Hasta aquí todo bien, pero ahora es cuando llegan los problemas.
Un día recuerdo que llegó mi padre bastante histérico del trabajo, sólo quería hablar con mamá, y ambos al momento se marcharon en un avión. A mi me dejaron, como no, en casa con una persona que llamaron. Recuerdo que llamaron a la puerta preguntando por mi padre, me decían que tenían una orden de registro y no sé qué, no les entendía, yo simplemente les dije que no estaban.

Para los siguientes días mis padres empezaron a tener varias fuertes discusiones, y apenas veía a mi padre. Un día oí el nombre, entre muchos otros, de mi padre en el telediario. Yo pensaba que era para darle un premio por ser el mejor en algo, así pensaba yo entonces. Pero hablé con mi padre, y me dijo bastante serio que estaba mal robar, que íbamos a tener que cambiar unas cuanta cosas y que le vería menos. Obviamente yo me olía algo malo, pero nada importante, ya que yo sabía que mi padre era una buena persona.
Otro día más, volví a oír el nombre de mi padre, esta vez acompañada de la palabra ladrón. Tonto no era yo, ya no pensaba en ningún premio a mi padre, más bien todo lo contrario.

Para los siguientes días, veía a mucho periodista por alrededor de mi casa, algo estaba pasando. Quería saber de qué iba todo este lío, ya que mis padres obviamente me lo intentaban ocultaron todo lo posible por mi bien.
Descubrí que mi padre estuvo durante más de 4 años, mandando dinero a una cuenta a otro país, donde no tenía que pagar impuestos. Por la tele oía palabras como cuentas bancarias, corrupción, Suiza, Andorra…

Entonces hablé con mi padre, me dijo que no hiciera como él cuando yo fuera mayor, me lo contó absolutamente todo de forma que yo lo entendiese, me llevé un palo enorme. Es algo que no me esperaba de mi padre en concreto para nada. Me sentí un poco humillado, mentido por mi padre, era como si hubiera apostado todo mi dinero en una carrera de caballos por el caballo que más rápido parecía a simple vista, y que luego quedara en última posición.

Para los siguientes días yo dejé de ir al colegio, mi madre lógicamente dejo de irse de compras, más bien a lo que se dedicaba ahora era a pelearse con mi padre.
Todo esto ocurrió más o menos durante un año, donde a mi padre solo le veía por la televisión, de juicio en juicio.

Todo esto nos cambió por completo, mi padre tenía todo el dinero fuera del país, dinero que por supuesto le quitaron, no teníamos con que vivir. Nos embargaron la casa, y mi hermana ya no estudia más, no hay dinero para seguir pagando su carrera. Ahora mismo vivimos en un piso de 1 habitación solamente, mi madre está histérica, yo depende de mí, a mi madre se le subió el dinero a la cabeza, ya no sabe cómo cuidarme. Por mi padre… es mi padre, no le puedo odiar, pero el cabreo hacia él es mucho mayor que todo el dinero que estafó.
Ahora mismo vivimos… en la miseria, sin nada, todo por querer ahorrarse unos euros para tener más dinero, ha conllevado a ahora estar en esta situación.

Borja Pavón López, 4ºE, nº16

No hay comentarios:

Publicar un comentario