sábado, 12 de diciembre de 2015

Carlos Varona Vidaurrazaga ( Los extremos nunca son buenos )





Los extremos nunca son buenos

El tema del que todo el mundo está hablando es del terrorismo que está sacudiendo el mundo, pasando por París, Siria… Sobre este tema es importante saber cómo nombrar este terrorismo, la gran mayoría lo nombra como Estado Islámico, para mí una forma errónea puesto que ni es un Estado ni lleva el nombre de una religión como el Islam; otra es ISIS prácticamente idéntica pero en inglés; por último, la que bajo mi punto de vista es el más correcto, DAESH, que en árabe significa ¨el que siembra la discordia¨. También es importante saber que  fue creado por la CIA, el MOSSAD y el MI6 para reventar a Siria, que fue creado en 1999 y que es un grupo islamita suní, por lo que gran parte de su brutal violencia está dirigida a los miembros de la religión chiita. Además, naturalmente, adhiere a los principios de la yihad.

Para todos son conocidos los atentados ocurridos en París el pasado 13 de noviembre en los que mediante explosivos y tiroteos perdieron la vida más de un centenar de personas completamente libres de culpa que tan solo cometieron el error de ser libres y poder pasar su tiempo libre a las puertas de un estadio, estar en un concierto o demás, tan solo estas 4 anteriores líneas definen la violencia y actitud de querer quitarnos nuestras libertades que adopta la DAESH que promueve la violencia en nombre del Islam pero que en realidad, digámoslo sin rodeos, se trata de un grupo de gente fuera de ser competentes y víctimas seguramente de lavamiento del cerebro y de estar bajo los efectos de las drogas, etc…

Ante los atentados del pasado 13-N en el mundo ha cundido el pánico por la amenaza terrorista y las sospechas de una posible cercana Tercera Guerra Mundial, o ´´tan sólo´´ con miedo a más atentados como el de París, ya están en alerta máxima países como Bélgica, donde se han llegado a suspender espectáculos con gran aforo por amenaza inminente o el partido entre Alemania contra Holanda de la semana pasada donde si no llega a suspenderse hay certeza de que hubiese acontecido otra masacre.

Por tanto, la seguridad de muchos países se ha incrementado en gran medida, pero no olvidemos que estamos en un país democrático en el que todos gozamos y tenemos derecho a unas libertades que no podemos dejar que nos quiten, ni nos disminuyan grupos terroristas como el DAESH, por tanto no debemos ni vivir con miedo ni dejar de lado cosas que nos gusten por miedo o terror a un atentado terrorista. Este es mi punto de vista sobre este tema que está presente en el día a día en nuestra sociedad.




No hay comentarios:

Publicar un comentario