sábado, 12 de diciembre de 2015

Irene Marhuenda (No quiero crecer)



NO QUIERO CRECER

Hemos perdido completamente el rumbo. Hemos perdido el respeto hacia otros y en algunos casos hasta a nosotros mismos.

Desde aquí hago un llamamiento a la cordura.

¿Qué me espera cuando sea mayor? ¿Qué me espera cuando esté sola en ese futuro no tan lejano? ¿Qué les espera a mis hijos? ¿Y a los hijos de mis hijos? Un mundo lleno de violencia, de odio, de rechazo, de maltrato.

Me cuesta entender como hemos llegado a no entendernos de la manera que lo hacemos. La educación se pierde, si es que algún día llegó a tenerse.

El mundo necesita un cambio y lo necesita ya. Una pregunta que no supo ser respondida por muchos llama mi atención. ¿Por qué los niños sufren? pero también, ¿por qué los adultos? ¿y los ancianos?

Nadie debería sufrir. Aunque en algunos casos sea inevitable en otros es completamente prescindible.

Cuando vemos o leemos una noticia de un asesinato, una agresión, falta de respeto... cualquier acto en el que se observe la pérdida de la razón nos parece asombroso que pase eso en el siglo xxi pero cuando apagamos la televisión o cerramos el periódico, parece que se nos olvida en vez de darnos cuenta de que está más presente en nuestro día a día de lo que pensamos.

Veo necesario recordar que la educación es un pilar básico y fundamental cuando estamos creciendo porque eso hará que nos comportemos de una manera o de otra cuando seamos adultos, o no tan adultos.

No pongo en duda que haya muchos proyectos, actualmente en ejecución, que intenten paliar este sufrimiento mundial, pero aún queda mucho.

Al fin y al cabo mi voz es sólo una más no escuchada por muchos, pero estoy segura de que todos seríamos capaces de mejorar este ecosistema que juntos hemos creado.

Por eso, mientras esto no cambie, no quiero crecer.

Irene Marhuenda Sebastiá – Noviembre 2015
                                                                                                                                                          

No hay comentarios:

Publicar un comentario