domingo, 13 de marzo de 2016

Patricia Outon (La gran duda)



La gran duda

Suena el despertador, por fin día 1 de julio, empieza lo bueno me voy de voluntaria a la India, estoy deseando llegar al aeropuerto y conocer a mis compañeros de la asociación que serán mis amigos durante los dos próximos meses…

Uy, perdón, no me he presentado, soy Carmen García Flores, tengo 26 años y este año me acabo de graduar en medicina, vivo en Sevilla en un ático a 50 metros de la Giralda, soy hija única debido a que mis padres no han podido tener más hijos, mis padres son los típicos sevillanos morenos, ojos negros, pelo negro, dicen que me parezco a mi madre pero realmente yo no me veo el parecido… Mi padre es el director general Red Eléctrica Española, y nos encanta viajar, desde siempre mis padres y yo hemos recorrido mundo pero siempre he querido viajar a un país, a la India, mis padres siempre me han puesto pegas para ir, que si es un país peligroso, que el ambiente es pobre y demás cosas, pero mi sueño sigue siendo ir, por tanto al acabar la carrera e decido a ir a un voluntariado en Nueva Delhi para ayudar en hospitales, si con suerte me gusta probablemente me quede.

De camino al aeropuerto mis padres más preocupados de lo normal, me recomiendan que me lo pase bien y que ayude a mucha gente pero andándome con ojo, yo eso último no lo entendí pero yo seguía imaginándome como iban a ser estos dos meses…

Tras un largo vuelo llego por fin, ya me he presentado a mis compañeros y parece que nos vamos a llevar bien…

Lo primero que hago es ducharme y dormir, mañana empezamos y tengo que estar con fuerzas, es el primer día y hay muchas cosas que hacer.

Pasa el primer mes y hablo con mis padres, siguen inquietos pero más tranquilos, les cuento que este país es increíble, que me está encantando y que la gente agradece mucho la ayuda que les hacemos, no quiero que esto acabe, pero todavía me queda un mes más así que les digo que lo voy aprovechar al máximo.

A los 4 días de haber hablado con mis padres, me toca operar la pierna a una chica que se ha caído desde una altura notable, yo angustiada al ser el primer caso grave que me toca me dispongo a ayudarla, se acaba la operación y después de un día viene  esa chica a agradecérmelo, mientras que viene me fijo en su rostro y me resulta conocido, al poco tiempo me doy cuenta que se parece muchísimo a mí y eso me pareció algo raro, por lo que Yasmín y yo mantenemos el contacto y quedamos de vez en cuando, con el paso de una semana, me insiste en ir a comer a su casa ya que su madre y toda su familia me quieren conocer ya que yo he sido la que he sido yo la que le ha operado la pierna, me parece bien y antes de ir hablo otra vez con mis padres les comento que he conocido a una chica que es muy simpática y que según dicen mis compañeros tenemos un parecido, mis padres cada vez se inquietan más y quieren que vuelva ya a casa con ellos, pero yo me enfado y decido cortar la conversación y me voy con Yasmín hacia su casa, me presenta a su familia y me acogen muy agradablemente todo ha sido genial pero al despedirme su madre me da un abrazo cálido y empieza a llorar, yo no entiendo el porqué pero me lo van explicando, me dicen que yo soy también su hija pero yo no me lo creo, empezamos a comparar fechas y todo va cuadrando, me enseñan fotos y yo me empiezo a angustiar, pienso no puede ser, es imposible, mis padres están en Sevilla, es imposible que se su hija, pero empiezo a pensar en todo y puede ir cuadrando, que mis padres no quisieran que viniese, que estuvieran inquietos, que querían que volviese, que no puedan tener más hijos, nose todo podría ser verdad pero no quería creérmelo, por lo que me callo y espero hasta volver a casa, no quiero decirlo.

Llego por fin a casa y mis padres me reciben más felices que nunca, no puedo decir este tema, puedo arruinarles pero necesito saber la verdad, por lo que hablo con ellos mientras vamos hasta casa en el coche, les vuelvo a tocar el tema de Yasmín y mi padre mientras que conduce empieza a sudar y mirar temblorosamente a mi madre, cuando me decido a preguntarle, ¿papá, mamá es verdad que yo no soy… un camión se le cruza a mi padre, no puedo acabar la pregunta da un volantazo y nos estamos cayendo por un barranco, oigo un te quiero hija de mi madre e impactamos contra el suelo, todo se ha acabado.

En todas las noticias de varios países sale la noticia “una familia en Sevilla a muerto tras caer por un barranco en un accidente”, Yasmín desde la India ve la noticia desde su casa junto a su familia y dice: la hemos vuelto a perder…

No hay comentarios:

Publicar un comentario