lunes, 18 de junio de 2018

Juan del Carre ( Mi gran error)




MI GRAN ERROR

Yo estaba conduciendo; mientras tanto,  Marcos estaba haciendo el bobo con Antonio y Pedro en la parte de atrás.


No se si sería por el alcohol o por la adrenalina de la pelea en la que me metí, pero veía todo borroso, aún me dolían las costillas y la cara.


Tenía el labio ligeramente cortado, supongo que sería por el bofetón que me dio ella por pegar a su amigo, la cuestión es que aquella noche lo dejamos, dijo que yo era muy celoso, y aunque me puse de rodillas a suplicarla como si fuera una diosa me dijo que no y me dio la espalda, y ese fue mi primer error.   


La música estaba altísima, me pitaban los oídos y no podía parar de reírme, entonces Pedro me dijo que lo dejase ya, que era suficiente por hoy, que mañana había que currar y que se estaba haciendo tarde, antes de irme fui al baño, cuando salí ella ya estaba bailando con otro, hay que ver, 1 año de mi vida junto a esa mujer y en unos cuantos minutos ya había encontrado a otro, no me acuerdo exactamente de qué pasó después, pero después de  2 cubatas iba siendo hora de irnos, ese fue mi segundo error.

Íbamos camino de un 24 horas a por algo de comer y a despejarnos un rato.
Yo no podía parar de pensar en esa mujer la cual me había partido en dos el corazón, también era de destacar que estos llevaban un ciegazo importante.


La cuestión es que paramos en el 24 horas e ,irónicamente, estaba cerrado.


Buscamos en Google y había uno a unos 3 km por la carretera, él me lo advirtió, me dijo que si estaba bien, y aunque no me encontraba mareado estaba distraído y al mismo tiempo deprimido, nos pusimos a hablar y había un jaleo atrás que me estaba empezando a cansar bastante, me di la vuelta para decirles que se callasen, y este fue mi tercer y mayor error.


Antonio tenía el cinturón abrochado, Pedro y Marcos no, Antonio se desmayó con el impacto, Pedro y Marcos no, Antonio y yo salimos ilesos, Pedro y Marcos no.


¿Por eso el tío Pedro va en esa silla?- preguntó el niño
-Si Marquitos, por eso el tío Pedro va en silla de ruedas.


1 comentario:

  1. Tengo un conocido de la universidad que se la pasa hablando de esa página y el futuro gran negocio de su padre, es tedioso escucharlo pero admito que me dio mucha curiosidad. Es una página que te ayuda a crear empresas offshore en paraísos fiscales en los cuales las leyes te benefician y benefician a tu empresa evitando pagar demás por impuestos y cosas así. sinimpuestos.com

    ResponderEliminar